Por Fabiola Franceza Omonte, Bachiller en Derecho por la Universidad de Lima e investigadora del Grupo de Investigación en Derecho, Género y Sexualidad de la PUCP (DEGESE).

#NiUnaMenos puso en evidencia, una vez más, que el país necesita una justicia con enfoque de género, es decir, de una justicia que, reconociendo la existencia de asimetrías e inequidades entre hombres y mujeres, no avale estereotipos de género de ningún tipo.

Ello solo será posible en la medida que quienes operan el sistema de justicia apliquen el enfoque de género frente a cada caso concreto y en cada una de sus decisiones. Por eso, es muy importante que después de #NiUnaMenos, diversas autoridades hayan anunciado compromisos concretos en esa línea. Veamos algunos ejemplos.

En su discurso para obtener la investidura, el Presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, planteó una serie de `acciones prioritarias´ para prevenir y erradicar la violencia de género. Entre ellas, incluyó “la capacitación a los magistrados, fiscales, policías, y operadores de justicia a cargo de procesos de violencia contra la mujer, para que sus resoluciones y actuaciones incorporen el enfoque de género”.

En un comunicado oficial, el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), anunció “que redoblará sus esfuerzos con el propósito que el Poder Judicial y el Ministerio Público se encuentren integrados por magistrados probos e idóneos, cuya actuación prevenga y sancione efectivamente los actos de violencia contra la mujer”, e informó que evaluaría “en el marco de sus procedimientos de nombramiento y de ratificación de magistrados, la aplicación del enfoque de género en aquellos casos en que corresponde” .

Y desde el Poder Judicial, que ha sido (con justa razón) el sector más criticado por #NiUnaMenos se han adoptado las siguientes medidas: i) se ha instituido el “Enfoque de Género” como una política a ejecutarse en todos los niveles y estructuras organizacionales de la judicatura nacional; ii) se ha creado la Comisión de Justicia de Género, a cargo de impulsar la política institucional de justicia con enfoque de género, y cuya misión, en palabras de su presidenta, la jueza Elvia Barrios, es “consolidar el enfoque de género en cada uno de los magistrados del Poder Judicial” ; y iii) se ha aprobado el “Plan Nacional de Capacitación de Jueces sobre Justicia con Perspectiva de Género-período 2016”, que establece la capacitación obligatoria, desde una perspectiva de género, de los magistrados y magistradas de todas las dependencias jurisdiccionales y administrativas del país.

Se trata de medidas necesarias, que tienen que verificarse en la práctica, pero que también tienen que ser acompañadas por otras. DEMUS y la Defensoría del Pueblo, por ejemplo, han propuesto 12 medidas para asegurar que las víctimas de la violencia accedan a la justicia, entre las cuales se plantea que el CNM tiene que ir más allá y tomar en cuenta, al momento de evaluar a jueces, juezas y fiscales de todos los niveles y especialidades, que tengan una formación académica que considere el enfoque de género.

En este contexto, en el cual la ciudadanía exige operadores y operadoras de justicia con enfoque de género, y en el cual corresponde a las autoridades comprometerse con ese propósito, no debe pasar desapercibido que las universidades, iniciando por las facultades de Derecho, tienen la responsabilidad de contribuir a ese mismo fin.

En las facultades de Derecho se están formando todos los futuros abogados y abogadas del país, lo que incluye a quienes serán actores claves en el sistema de justicia, empezando por quienes serán jueces y fiscales. Es evidente, entonces, que si se quiere mejores magistrados y magistradas, con conocimiento y práctica en temas de género y derechos humanos, también será necesario que las facultades de Derecho incorporen el enfoque de género a los planes de estudios.

Esta situación tiene que ser atendida. La mayoría de facultades de Derecho no tiene cursos sobre género. De hecho, algunas ni si quiera cuentan con cursos sobre derechos humanos. ¿Cómo tener entonces abogados y abogadas respetuosos de los derechos humanos? ¿Cómo tener jueces y fiscales capaces de garantizar los derechos de las mujeres y de otros grupos históricamente excluidos?

Necesitamos con urgencia una justicia con enfoque de género, y por eso mismo, necesitamos con urgencia una enseñanza del derecho con enfoque de género.


Ver https://www.cnm.gob.pe/webcnm/index.php?option=com_content&view=article&id=3974:comunicado&catid=19:informacion-institucional&Itemid=181

Ver http://www.elperuano.com.pe/noticia-%E2%80%9Ctenemos-un-compromiso-las-mujeres%E2%80%9D-45176.asp

Ver http://www.andina.com.pe/agencia/noticia-cnm-tiene-considerar-formacion-igualdad-genero-al-evaluar-magistrados-625156.aspx

Compartir
Artículo anteriorEl debate de la píldora del día siguiente: ¿debería distribuirse en centros públicos?
Artículo siguienteDonación de alimentos ¿expropiación con beneficios tributarios?
Gener-ando Derecho es el blog del Grupo de Investigación en Derecho, Género y Sexualidad de la PUCP (DEGESE), el cual se constituye como un espacio formativo de estudiantes y docentes de la Unidad Académica de Derecho de la PUCP en los temas de derecho, género y sexualidad mediante la realización de grupos de estudio y eventos académicos. Asimismo, sus integrantes desarrollan investigaciones con el objetivo de aportar a una práctica y cultura jurídicas más equitativas, fundamentalmente en el Perú.

No hay comentarios

Dejar respuesta