Por Mili (Juan) Palacios Romero, estudiante de IX ciclo de la Facultad de Derecho de la PUCP, e investigadorx del Grupo en Investigación en Derecho, Género y Sexualidad de la PUCP (DEGESE) **. https://www.facebook.com/degesepucp/

Un tema que aún no se trata mucho en nuestro país es cómo se vinculan los derechos de las personas TLGBI y los derechos de las niñas, niños y adolescentes. Quiero empezar señalando que a las niñas, niños y adolescentes no se les debe enseñar a discriminar por razón de orientación sexual ni por identidad de género. Es sabido que quienes no están a favor de los derechos TLGBI normalmente hacen un llamado respecto a la protección de niñas, niños y la juventud; esto se da, a veces, incluso dentro de la comunidad TLGBI debido a la falta de información. En las siguientes líneas busco mostrar la situación y avances que necesitamos para proteger a las niñas, niños y a todxs y lo que implica el reconocimiento jurídico de los derechos de las personas TLGBI.

Situación actual

De acuerdo al Estudio Nacional Sobre Clima Escolar En El Perú 2016, realizado por el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX), los estudiantes LGBT señalaron que el 59% escuchó “siempre o con frecuencia comentarios homofóbicos en su colegio”, el 30% aseguró que “algunas veces estos provinieron del profesorado”, y 7 de cada 10 estudiantes LGBT se sintieron inseguros en el colegio por su orientación sexual.[1] Así mismo, se señala que más de la mitad de los estudiantes LGBT fueron acosados verbalmente debido a su expresión de género. Podemos notar que esta situación es grave, ya que significa que se está afectando directamente el derecho a la educación de dichos estudiantes, por no protegerlos de un ambiente de violencia y discriminación hacia sus identidades. Además del derecho a la educación, se vulneran los derechos al libre desarrollo a la personalidad, identidad, integridad y dignidad, protegidos constitucionalmente.

El Informe Defensorial N° 175 “Derechos humanos de las personas LGBTI: Necesidad de una política pública para la igualdad en el Perú”, de la Defensoría del Pueblo, se basa en datos del Ministerio de Educación para señalar que se han registrado 114 casos de “bullying homofóbico” en instituciones educativas a nivel nacional en poco más de dos años. Ante esta situación, dicho Informe Defensorial expresa que es necesario que el sistema educativo incluya en el currículo escolar contenidos sobre “educación sexual, género y diversidad sexual, orientación sexual e identidad de género”.[2] Aplicar dichas recomendaciones de la Defensoría del Pueblo significaría un primer paso por el reconocimiento y protección de la comunidad TLGBI. Sin embargo, por el carácter no vinculante de los Informes Defensoriales estamos lejos de dicha protección. Por lo tanto, resulta evidente la necesidad de que se tomen medidas efectivas a nivel nacional de educación y respeto hacia las personas TLGBI. Estas medidas deben empezar desde el Ministerio de Educación y de la Defensoría del Pueblo, buscando erradicar dichas prácticas de violencia ejercida hacia las y los estudiantes TLGBI.

Es importante mencionar el “Informe Anual sobre Derechos Humanos de Personas Trans, Lesbianas, Gays, y Bisexuales en el Perú 2015-2016” señala que los estudiantes no denuncian las agresiones a causa de falta de confianza con las autoridades; así como por “el miedo a la represalia y al rechazo por parte de los pares” [3]. Dicho informe también explica que la situación de violencia hacia las niñas, niños, adolescentes y jóvenes LGBTI conlleva a la vulnerabilidad por el miedo, aislamiento, depresión, baja autoestima, vergüenza, ansiedad y desconfianza. Todo ello afecta el rendimiento escolar, y puede llegar a violencia que cause la muerte o devenga en suicidios. Todo ello muestra que es de suma importancia para erradicar la violencia y para mejorar el ambiente estudiantil que el Estado vele por una educación integral, con información y aceptación de la diversidad sexual y la identidad de género. Negar esto supone una grave amenaza para un sector de la población que actualmente e históricamente ha sido discriminada y violentada; lo que genera que no puedan acceder o continuar con sus estudios tanto en la escuela como en los estudios superiores.

Algunas luces sobre lxs niñxs trans

Como podemos notar, en los estudios citados líneas arriba aún no se ha dado una adecuada visibilización de las niñas y niños trans en específico. Esto es de suma importancia, ya que responden a una realidad diferente por estar en mayor vulneración en una sociedad conservadora y discriminadora como la nuestra. Se cuenta con menos referencias nacionales sobre este tema y, por ello, nos remitiremos a algunos datos extranjeros.

Hace unos días salió en las noticias que en Noruega se permite el cambio de sexo a personas desde los 6 años.[4] En este caso se señala que pueden identificarse a sí mismas como hombre o mujer “sólo con el consentimiento de sus padres, sin importar el género asignado al nacer”. Este no es un caso aislado, ya se reconoce legalmente la identidad de género a favor de las personas trans en muchos países[5] tales como Australia, Bangladesh, Nueva Zelanda, Alemania, India, Colombia, Estados Unidos, entre otros. Actualmente dicho reconocimiento a la identidad de género de da sin la necesidad del consentimiento ni intervención de un médico en Argentina, Irlanda, Dinamarca, Noruega y Malta. También se han hecho estudios sobre la situación de vulnerabilidad de las niñas y niños trans, que pasamos a revisar en las siguientes líneas.

La Doctora en Pediatría Ilana Sherer de la Universidad de California – Estados Unidos, en su artículo “Social Transition”, reconoce la controversia que existe en este tema; sin embargo, señala que no brindar apoyo a los niños transgénero es muy riesgoso, ya que cerca de la mitad experimenta ideación suicida debido al rechazo social.[6] Sherer cita en el mismo artículo que la depresión, ansiedad, auto-violencia y suicidio son mucho más prevalentes en jóvenes transgénero debido al rechazo familiar y de la comunidad. Otros estudios, como en el Departamento de Psicología en la Universidad de Washington – Estados Unidos, se señala en sus conclusiones que los “niños transgénero que han transitado socialmente tienen notablemente menos cantidad de psicopatologías internalizadas que las reportadas anteriormente entre los niños con disforia de identidad de género viviendo según el sexo de nacimiento” [7] (traducción libre). Cabe precisar que “psicopatologías” de acuerdo al artículo se entiende como altos niveles de ansiedad, depresión, y suicidio. En otras palabras, las niñas y niños trans que han transitado hacia el género con el que se identifican, cuando se les apoya socialmente, presentan considerablemente menores psicopatologías que los que no lo han hecho y continúan viviendo según el género al que fueron asignados al nacer.

Como se puede apreciar, para evitar dichas vulnerabilidades las personas trans necesitan una protección jurídica que reconozca sus identidades de género. La importancia de esto se ha comprobado en otras disciplinas no jurídicas, como también jurídicamente en legislación de otros países que ya han reconocido el derecho fundamental a la identidad de género. En el presente artículo solo he buscado mostrar algunos casos específicos; ya que en realidad hay vasta información sobre este tema.

En nuestro país, lamentablemente, no se encuentra adecuada información por la inexistencia de una ley de identidad de género; lo que no significa que no hayan personas trans que se encuentren en gran vulnerabilidad como se ha señalado. Cuando volvamos a escuchar que no se deben reconocer derechos a las personas TLGBI porque debemos proteger a los niños; podemos asegurar que dicho enunciado perpetúa la discriminación y violencia hacia las personas TLGBI, tanto de niñas, niños, adolescentes y personas adultas.


** El presente artículo utiliza parcialmente lenguaje inclusivo, porque es importante integrarlo al ámbito académico. Solo en algunos términos usamos el “x” que incluyen los géneros femenino, masculino y neutro; pero no en todos los casos para que así sea más accesible la lectura y búsqueda.

[1] Página 2: http://promsex.org/images/docs/Publicaciones//DipticoEncuestaGlesen.pdf

[2] Página 25: http://busquedas.elperuano.com.pe/normaslegales/aprueban-el-informe-defensorial-n-175-derechos-humanos-de-resolucion-no-010-2016dp-1422500-1/

[3] Página 122: http://promsex.org/images/docs/Publicaciones/InformeTLGB2015al2016.pdf

[4] http://aristeguinoticias.com/2709/mundo/noruega-permite-cambio-de-sexo-a-personas-desde-los-6-anos/

[5] http://www.attn.com/stories/868/transgender-passport-status

[6] Sherer I. Social Transition: Supporting Our Youngest Transgender Children. Pediatrics. 2016;137(3)

[7] Olson KR, Durwood L, DeMeules M, et al. Mental Health of Transgender Children Who Are Supported in Their Identities. Pediatrics. 2016;137(3)

No hay comentarios

Dejar respuesta