Algunos apuntes sobre los motivos que han impulsado las fusiones de los supervisores y reguladores financieros

0
489

Autora: María Moreno Sánchez
Abogada PUCP, especialista en Banca y Seguros, Asociada del Estudio Miranda & Amado.

Durante los primeros meses de este año se han venido pronunciando diferentes autoridades, académicos y medios de comunicación sobre la posible fusión de la Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores -CONASEV con la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP – SBS. Al respecto, podemos informar que el Proyecto de Ley que regula los pormenores de la referida fusión se encuentra sujeto a la revisión de los técnicos del Ministerio de Economía y Finanzas-MEF. En todo caso, esperamos que tras dicho análisis dicho proyecto sea publicado y sujeto a comentarios y sugerencias del público en general, particularmente de los supervisados por ambas entidades, quiénes serían los más incentivados para efectuar comentarios y analizar concienzudamente dicha norma.

Pues bien, en esta coyuntura, vale la pena dar un vistazo a la experiencia comparada y lo que se ha venido produciendo en el mundo de los reguladores. Sobre el particular, no puede olvidarse que tras la crisis financiera mundial ocurrida recientemente, en las principales plazas financieras del mundo, los gobiernos y congresos han efectuado ajustes o están evaluando los ajustes normativos necesarios para evitar que la falta de reglas vinculadas a la transparencia de información, supervisión consolidada y defensa del consumidor financiero ocasionen la catástrofe desencadenada desde la caída de Lehman Brothers, en el 2008.

Por lo pronto, indicamos que en Inglaterra hace pocos meses se anunció la fusión del Banco de Inglaterra (Banco Central) y de la Financial Services Authority – FSA. De acuerdo con el discurso de Director del Banco de Inglaterra Mervyn King, la Fusión con la FSA tiene como razón fundamental la siguiente: “información”.

En efecto, de acuerdo con King, la clásica división de los reguladores por sus funciones, pasó una prueba ácida con la crisis y demostró que no era la mejor, necesariamente. La pregunta natural es ¿por qué falló? En palabras de King si bien es cierto cada regulador tenía su especialidad, esto es “política monetaria” (macro-prudencial) para el Banco Central y “política prudencial y regulación financiera, seguros y mercado de capitales” (micro-prudencial) para la FSA y con esto cada mercado estaba bien supervisado, inter-mercados e inter-políticas, el Banco de Inglaterra no contaba con la información suficiente sobre el estado financiero real de las empresas y los grandes grupos financieros, particularmente de aquellos bancos transnacionales que “por ser muy grandes para caer” luego tuvieron que ser salvados por el gobierno con el dinero de los contribuyentes.

Ante esta situación, tomando en consideración la experiencia norteamericana y los cuestionables bail-outs aprobados durante la administración Bush y luego el escándalo del reparto de bonos millonarios por parte de los funcionarios de la aseguradora AIG, ya en la administración Obama, el Banco Central de Inglaterra ha decidido fusionarse y cortar por lo sano la falta de información consolidada que la división de reguladores financieros ocasiona. De esta manera, se previenen decisiones ineficientes en lo concerniente a salvar bancos, dejando de lado la teoría del “muy grande para caer” y minimizando el “riesgo moral” de la conducta de los ejecutivos de los bancos. Así, entre más concentrada esté la información  sobre las entidades supervisadas, mejores y más informadas decisiones podrán tomar los gobiernos antes de poner el dinero de las arcas públicas en sus manos.

Otra ventaja de la fusión de los reguladores anotada por King, es el perfeccionamiento de la regulación financiera. Al formar parte de la misma entidad, para elaborar y aprobar una norma, se analizarán más aristas y con ello se tenderá a preparar normas que sean lo más omnicomprensivas posibles o se efectuarán los ajustes para lograr el fin común que es tener un sistema financiero sólido. En suma, de acuerdo con King, para regular al sistema financiero es mejor tomar en consideración todos los riesgos que lo afectan y; por ello, es mejor que se centralicen en una sola entidad a los técnicos especialistas en regulación macro y micro prudencial.

Finalmente, la fusión evitará la duplicidad de obligaciones de reporte y, en dicha medida, los supervisados deberán preparar sólo un paquete de información financiera, lo cual definitivamente aliviará los costos vinculados al negocio en sí mismo.

Otra experiencia reciente más cercana, en términos geográficos, a la fusión de los supervisores financieros, es la fusión de los reguladores colombianos. Nos referimos a la fusión de la Superintendencia Financiera con la Superintendencia de Valores de Colombia, proceso que culminó exitosamente en el año 2006, años antes de la crisis financiera mundial. Cabe señalar que de acuerdo con el consultor de dicha fusión, Augusto Acosta Torres, la fusión es la tendencia mundial, porque persigue reducir costos y estandarizar los parámetros de la regulación financiera, particularmente en lo concerniente a la supervisión global de los riesgos asumidos por los supervisados.

En todo caso, no debería sorprendernos que el Proyecto de Ley que regule una fusión entre la CONASEV y la SBS, sea planteada de manera similar a la fusión efectuada hace un par de años entre la UIF-Perú y la SBS, proceso mediante el cual esta última fue absorbida e incorporada por la SBS. En tal sentido, post-incorporación de la CONASEV a la SBS, la CONASEV pasaría a ser una Superintendencia Adjunta, esto es un órgano de línea dentro de la SBS. El hecho de ser una división independiente en un órgano constitucionalmente autónomo como la SBS, genera muchos efectos positivos para el mercado de valores puesto que tras la absorción de la CONASEV en la SBS, se logrará empoderamiento e independencia para el supervisor del mercado de valores. Al respecto, esperamos que lo anterior redunde en capacitación de los equipos técnicos así como en una supervisión integral del sistema financiero y el mercado de capitales que prevengan crisis financieras locales en un futuro.

De otro lado, tampoco debería sorprender que este largo proceso implique una reforma de las normas de reporte de información financiera, la simplificación de trámites en lo concerniente al registro de emisiones de valores de las empresas del Sistema Financiero, así como el establecimiento de reglas claras. Del mismo modo, también será importante que las autoridades compatibilicen este proceso con el proceso de fusión de las bolsas el cual también implicará la realización de una reforma de normas a nivel de compensación, atención al cliente, lavado de activos y otros servicios efectuados por las sociedades agentes de bolsa.

En conclusión, la incorporación de la CONASEV en la SBS, va en la línea de la tendencia internacional, pretende ahorrar costos, unificar la regulación, mejorar la supervisión y sobre todo dar autonomía a nuestra autoridad del mercado de valores. Esperamos que dichos beneficios redunden en una mayor promoción de nuestro, aún pequeño, mercado de valores, así como en un mejoramiento de la supervisión y regulación del sistema financiero nacional.

¿Cómo citar este artículo?

MORENO SÁNCHEZ, María. Algunos apuntes sobre los motivos que han impulsado las fusiones de los supervisores y reguladores financieros a propósito de la eventual fusión de la SBS y CONASEV. En: Enfoque Derecho, 17 de agosto de 2010. http://enfoquederecho.com/algunos-apuntes-sobre-los-motivos-que-han-impulsado-las-fusiones-de-los-supervisores-y-reguladores-financieros/ (visitado el dd/mm/aa a las hh:mm)

No hay comentarios

Dejar respuesta