La libertad económica en el mundo

0
318

Por: Robert A. Lawson.
Pofesor asociado en el Departamento de Finanzas de la Universidad de Auburn. Es coautor del ampliamente citado informe anual de Libertad  Económica en el Mundo, que ofrece un índice de libertad económica de más de 140 países. Es miembro de la Sociedad Mont Pelerin y escribe habitualmente en el blogdivisionoflabour.com.

Traducido del inglés. El artículo original se encuentra aquí: http://mises.org/daily/5584.

[El curso en línea de Robert Lawson Economic Freedom Around the World empieza el 18 de octubre]

Los ingredientes clave de la libertad económica son:

  • La elección personal.
  • El intercambio voluntario coordinado por los mercados.
  • La libertad de entrar y competir en los mercados.
  • La protección de las personas y su propiedad frente a agresiones de otros.

Estas cuatro piedras angulares implican que la libertad económica está presente cuando se permite a los individuos elegir por sí mismos y realizar transacciones voluntarias siempre que no dañen la persona o la propiedad de otros. Los individuos tienen derecho a decidir cómo usarán su tiempo, talento y recursos, pero no tienen derecho al tiempo, talentos y recursos de otros. Dicho de otra forma, los individuos no tienen derecho a tomar cosas de otros y reclamar que otros les proporcionen cosas. El uso de la violencia, el robo, el fraude y las invasiones físicas no son permisibles, pero en los demás casos los individuos son libres de elegir, comerciar y cooperar con otros y competir como les parezca.

En una sociedad económicamente libre, el papel principal de la ley es proteger a los individuos y sus propiedades frente a las agresiones de otros. El índice de libertad económica en el mundo (EFW por sus siglas en inglés) está pensado para medir el grado en que las instituciones y políticas de una nación son consistentes con esta función protectora. Para alcanzar un EFW alto, un país debe proporcionar protección garantizada de la propiedad privada, una aplicación imparcial de los contratos y un entorno monetario estable. También debe mantener bajos los impuestos, evitar crear barreras tanto al comercio interior como al internacional y confiar más en los mercados que en el proceso político para asignar bienes y recursos.

Por qué es importante la libertad económica

Muchos artículos de investigación han usado los datos de EFW para examinar la relación entre la libertad económica y las distintas medidas de rendimiento económico y social. Esta investigación indica por qué la libertad económicamente es vitalmente importante para una sociedad en una serie de áreas.

  1. La libertad económica lleva a más inversión y rentas per cápita y tasas de crecimiento más altas. Docenas de estudios han investigado la relación entre libertad económica por un lado e inversión, crecimiento económico y renta por persona por el otro. La mayoría han descubierto que niveles más altos de libertad económica o de ciertos componentes de la libertad económica, ejercen un impacto positivo independiente en la inversión, el crecimiento económico y la renta per cápita.
  2. La libertad económica lleva a menos pobreza y mejoras en las condiciones generales de vida de una sociedad. Los críticos a veces dicen que la libertad económica y la asignación del mercado generan a menudo que los pobres se queden atrás. La investigación en esta área no se corresponde con esta opinión. Los países con niveles constantemente altos de libertad económica tienen niveles menores de pobreza. Además, quienes aumentan su libertad económica disfrutan de mejores niveles de vida en distintos aspectos.
  3. La libertad económica favorece la cooperación, la tolerancia y las relaciones pacíficas. El intercambio voluntario es la pieza central de las economías libres. Ambas partes en un intercambio ganan y por tanto se favorece que compradores y vendedores interactúen con quienes les den la mejor oferta, independientemente de sus características raciales, religiosas, étnicas, tribales o de género. Los mercados recompensan a quienes sirven a otros, incluyendo a aquéllos que no les gusten necesariamente. Cuando prosperan los mercados, gente con características enormemente distintas a menudo interactúan pacíficamente entre sí. A su vez, la interacción pacifica entre diversos grupos fomenta la tolerancia y promueve la comprensión. Cuando los recursos se asignan políticamente, los individuos y grupos triunfan tomando cosas de otros o imponiendo regulaciones que les producen una ventaja relativa respecto de los demás. Esto fomenta que diversos grupos se junten para obtener ventajas respecto de otros. Así, la asignación política lleva a la polarización y el resentimiento hacia los grupos favorecidos por el proceso político. En los casos en que un grupo racial, religioso, étnico o tribal forma una mayoría, el proceso político se emplea a menudo para oprimir a la minoría. Los estudios empíricos son coherentes con esta opinión. Los países con niveles más altos de libertad económica son menos propensos a experimentar el uso externo de la violencia tanto interna como exteriormente.
  4. La libertad económica lleva a la actividad de negocio empresarial, la asignación política lleva al capitalismo clientelar y la corrupción política. Cuando la función del gobierno se limita a la protección de la gente y de sus propiedades y la aplicación y resolución  imparcial de los contratos y disputas, los empresarios triunfarán descubriendo productos muy valorados y métodos de producción de coste más reducido. Los beneficios dirigirán los recursos hacia proyectos productivos (los que aumentan el valor de los recursos). Igualmente, las pérdidas desviarán los recursos de los proyectos derrochadores que reducen el valor de los recursos. Cuando los recursos se asignan  mediante decisión política, aparece un sistema de capitalismo clientelar. Previsiblemente, los políticos asignarán recursos hacia los políticamente poderosos, lo que pueden proporcionarles más votos, fondos para las campañas, trabajos bien pagados para aliados políticos y, sí, incluso sobornos. Al contrario que los verdaderos emprendedores, los capitalistas clientelares no crean riqueza: por el contrario forman una coalición con los cargos políticos para saquear la riqueza de contribuyentes y otros ciudadanos.

¿Deben dirigir los bienes y recursos los mercados o los cargos políticos?

Es el gran debate de nuestro tiempo.

Este debate destaca la importancia de una medición apropiada y objetiva de la libertad económica. El índice de Libertad Económica en el Mundo ofrece una medición que ayudará marcar la dirección de este debate, que sin duda va a afectara la prosperidad del mundo en los próximos años.

Apúntese a esta clase.

No hay comentarios

Dejar respuesta