Entrevista al Congresista Yonhy Lescano acerca del proyecto de ley que busca prohibir la pornografía en Internet

0
391
CONGRESISTAS DECLARAN EN EL HALL DE LOS PASOS PERDIDOS.

En esta oportunidad, EnfoqueDerecho.com conversó con Yonhy Lescano, Congresista electo para el periodo 2016-2021 con el partido Acción Popular, acerca del proyecto de ley que busca prohibir la difusión de la pornografía en Internet.

En la Exposición de Motivos del Proyecto de Ley N° 825/2016-CR., usan como referencia a Corea del Sur, debido a que este país ha “prohibido” la pornografía. Corea del Sur ostenta altos índices de violencia sexual contra menores, superando a EE.UU., Inglaterra y Japón, países con estándares de vida de primer mundo. El Estado está haciendo ingentes esfuerzos por controlar la actividad llamada “molka”, la cual consiste en grabar, con celulares de última generación y en lugares insólitos, la ropa interior de las mujeres. Esto lo cometen, según refiere el informe, mayoritariamente por jóvenes con estudios superiores.

Al respecto, planteamos las siguientes interrogantes:

  1. ¿Cómo se relaciona directamente la comisión de delitos sexuales con el consumo de pornografía?

Lo primero que debo decir es que, si bien en Corea del Sur hay determinados problemas de conducta de carácter sexual, el índice de calidad educativa ha subido sustantivamente, siendo uno de los países que tiene mejor educación del mundo. Dentro de las medidas que ayudaron a obtener este resultado se encuentra la prohibición de la pornografía. Quizás se presentan otros tipos de problema, pero este tipo de medidas ha mejorado la educación, no solo en Corea del Sur, sino en algunos otros Estados.

En segundo lugar, debemos ver la realidad. Cuando se encuentra a un pedófilo no se le captura con armamento, sino con abundante material pornográfico. Cuando se captura a personas por el delito de trata, ¿qué le encuentran? Abundante material pornográfico, de igual forma en la prostitución clandestina. De manera tal que, analizando la realidad, encontramos que la pornografía sirve a actividades ilícitas contra los más indefensos, como la pedofilia en el caso de los niños, y las mujeres en la trata de personas. Además, se utiliza a los niños para hacer videos pornográficos. En ese sentido, ¿la pornografía contribuye al desarrollo de los países o a degradar a la persona? Un video pornográfico no construye a una persona con valores, sino que la degrada. No existe ningún efecto positivo de la pornografía, sino todo lo contrario, se utiliza para la comisión de delitos muy graves, incluso usando a los niños. Más allá de los efectos en otros países, la sola verificación de los hechos en el Perú determina que es perjudicial.

Hasta el momento, nadie me ha demostrado que la pornografía trae algún beneficio en la sociedad. Yo creo que la pornografía atenta fundamentalmente con la formación psicológica y de valores de los niños y adolescentes. Adicionalmente, en los países donde se prohíbe, el nivel educativo cambia, se incrementa, con los problemas propios de cada país;  pero, al margen de eso, en el Perú analizamos la situación y no trae ningún beneficio. Lo que pretender sostener los defensores de la pornografía es la libertad personal. Pero yo pienso que la libertad personal no debe servir para usarla contra los niños y adolescentes. Recordemos que el espacio radioeléctrico le pertenece al Estado. Por ello, es necesario que el Estado regule el contenido que por ahí pasa.

Si las personas piensan que se vulnera su derecho a la libertad, deberían inscribirse en un registro para acceder a material pornográfico, pero este no debe ser distribuido indiscriminadamente a través de los teléfonos celulares o cabinas. Si desean pornografía bajo el pretexto de la libertad, deben registrarse. Si las personas quieren ver pornografía con animales o con niños, es su libertad, pero considero que debemos construir un país donde los medios de comunicación sirvan para fortalecer a las personas en la situación en la que estamos. Nos hemos acostumbrado al estatus quo y es normal para nosotros. Algunos me preguntan ¿qué es pornografía? Ver las partes íntimas de las personas en un acto sexual, para mí, no construye nada. Quien quiere eso, que se registre, pero no debe realizarse indiscriminadamente.

Por otro lado, veo una contradicción entre quienes defienden la pornografía, so pretexto de la libertad, pero que reclaman por la televisión basura. Existe un doble estándar de la moral, pues hay gente que reclama por la ropa ligera de los chicos en los realities, pero es defensora de la pornografía. Nadie me puede explicar eso. Para mí, la pornografía crea muchos más problemas que chicos que hacen ejercicio y chicas con ropa ligera; esta tergiversa una serie de cosas y no construye nada.

En cuanto a la libertad, la libertad debe ser para obtener cosas inocuas, por lo menos. El ámbito de la libertad debe apuntar a hacer cosas inofensivas. Nadie está diciendo que masturbarse está mal, lo que está mal es que existan jóvenes que se masturben frente a una cabina de internet, porque ese muchacho está destruyendo su desarrollo psicológico. Más adelante, ese chico no podrá tener una relación normal con su pareja, pues tendrá siempre el condicionante de la página pornográfica para poder tener una relación íntima. A algunas personas no les preocupa esto, pero a nosotros sí, porque creemos que de esa forma no se construye un país con generaciones fuertes. Para ello son necesarios cambios sustantivos, no maquillajes. Quienes quieran ver pornografía, que sean valientes y se registren, pero hay personas que reclaman para que en el anonimato vean eso, lo que implica que estamos actuando con un doble estándar.

El objetivo es lograr un país con mejores generaciones donde no exista ese veneno al lado del niño o del adolescente. Por diversos factores, como la educación deficiente o la falta de atención de los padres, ese niño tomará el veneno como una salida, y no le hará bien para su formación psicológica como persona, y se condicionara a estímulos. Aristóteles pensaba que para sociedades fuertes, son necesarias familias fuertes, y, para ellas, personas fuertes. Esa es la línea que hemos visto.

Si alguien quiere ver pornografía, es su libertad, pero que se registre para que veamos si es consecuente o no con su posición de defensa, como en otros países. Hay que enfrentar problemas de sexualidad, como el caso de Corea del Sur, en el que además ha llevado a una mejora de la educación, lo cual es algo positivo.

2. ¿Considera que podría presentarse una medida de inconstitucionalidad por restringir demasiado la libertad de la persona?

En cuando a la libertad, esta debe ser conducida, pues no es una cuestión absoluta, sino que tiene ciertos parámetros. No se puede pretender dejar sin efecto una ley porque quieren ver pornografía. Los niños también tienen derechos y libertades, y no estan preparados psicológicamente para decidir qué les conviene o que ayudará a su desarrollo; o los adolescentes o personas utilizadas en la pornografía. El Tribunal Constitucional debe ver el efecto de esa libertad. Yo creo que el 90% de padres va a estar en contra de que sus hijos vean pornografía porque no trae nada bueno. Los derechos deben tener un fin positivo. Esta ley no priva la libertad, porque las personas pueden ejercer todas las libertades que están en la Constitución.

No creo que el Tribunal Constitucional diga que se está vulnerando la libertad por no poder abrir una página pornográfica. En ese sentido, esta ley no tiene nada que ver con la libertad, sino con la información que el Estado permite. Existe una Ley de Regulación de Radio y Televisión, y una Ley de Regulación de la Información que deben ir acorde con las políticas públicas. Si el Estado ve que existe una práctica que perjudica a las poblaciones más vulnerables, debe prohibirla. Si el otro señor desea acceder a ese contenido, que lo haga dentro de su intimidad pero no a través del espectro radioeléctrico de los peruanos. No se está vulnerando una libertad personal. Quien quiera mantener relaciones sexuales con una persona del mismo sexo, es su libertad, no nos metemos ahí, lo que decimos es que no puede ir por un bien de todos los peruanos, porque no va acorde con las políticas públicas ni la salud mental de los niños y adolescentes.

Por una reflexión de lógica jurídica, no tiene nada que ver con la libertad. Si yo quiero acceder a videos pornográficos, voy me los compro, pues los venden en todos lados, pero no poner esa información en el espectro radioeléctrico para emitirse de manera indiscriminada. Yo considero que no estamos afectando ningún derecho de la constitución.

3. ¿No es más eficiente crear o incrementar filtros para que niños y adolescentes no accedan a este tipo de material?

Ya lo hicimos, yo hice una ley para crear filtros en cabinas públicas, pero esa etapa ya se pasó. Antes solo había computadoras en las cabinas, ahora llega hasta a los celulares, y cada niño tiene acceso a esos aparatos. Es decir, la realidad ya cambió, es otra. La ley debe estar acorde con esos hechos cambiantes. Ya no ganamos nada con los filtros para los niños porque en el teléfono pueden tener acceso. Se hizo en cabinas públicas porque antes solo había acceso a pornografía por esos medios. Ahí podemos ver de nuevo una contradicción porque sería imposible poner filtros en los 30 millones de celulares. Lo que se debe hacer es prohibir. El mecanismo se debe invertir, antes solo se bloqueaba los lugares donde los niños podían acceder, pero ahora se debe bloquear todo, pues los niños acceden a esta información desde las manos.

4. ¿Se vulnera el derecho al acceso a Internet con esta medida?

El internet ha sido declarado como Derecho Humano por las Naciones Unidas, los niños deben tener acceso a internet para fines educativos, pero la información pornográfica no contribuye en nada a ese fin. Porque si no, no habríamos bloqueado las cabinas de internet. Solo se tocan las páginas pornográficas porque no traen nada bueno, solo tienen consecuencias negativas. Algunos niegan que la pornografía trae cosas malas, pero nadie puede negar que los casos que señalé, como los pedófilos, lo usen para cometer sus delitos. Reitero que la pornografía es información distorsionada que nos hace personas con menos valores. Hay personas que no pueden mantener relaciones normales con su pareja sin la pornografía; esto me parece mal porque ahí tiene que ver la familia, y este es un factor importante. La familia hace las sociedades, y si no hay una buena sociedad, no hay un buen país.

Se quiere construir un país distinto, y con estas propuestas estamos dando la pelea. Si se aprueba o no se aprueba, quedará en los registros de la historia o de las discusiones parlamentarias. A nivel general, el derecho a la información no se vulnera, pues existe información a la que las personas no pueden acceder, incluso por motivos de seguridad nacional. En este caso, la motivación es el crecimiento personal del ser humano, pues creemos que nuestras generaciones no están siendo modeladas como deberían ser, vemos un retroceso que se refleja en las pruebas pisas y demás.

No hay comentarios

Dejar respuesta