Siguiendo con nuestra Semana del 28, presentamos la entrevista que Enfoque Derecho realizó a Ivan Lanegra, profesor de Ciencia Política y Gobierno en la PUCP, quien nos comenta sobre los principales temas pendientes en materia ambiental para el próximo gobierno.

Enfoque Derecho: ¿Cuáles son los problemas principales en materia ambiental que no dieron resultados positivos en la gestión anterior?

Ivan Lanegra: En general considero que son los temas estructurales, los cuales el Ministerio del Ambiente no ha podido resolver. Aún es un ministerio débil en relación con el resto del sector público. Su capacidad de influencia en muchas decisiones sigue siendo limitada. Es un tema que viene de mucho tiempo atrás, el cual se hace evidente cuando hay presiones en cambios de política de normas que vienen de sectores económicos y productivos —que impliquen un cambio normativo. En este contexto sigue siendo una entidad vulnerable. El sector económico termina imponiendo su punto de vista.

ED: ¿Cuáles considera usted que son los temas que han quedado en proceso para el siguiente gobierno?

IL: Uno de ellos es el desarrollo de la implementación del servicio nacional de certificación ambiental. Al ser el Senace una entidad nueva, ha empezado a desarrollar un marco normativo, pero la experiencia real está recién empezando. Por lo tanto, es un desafío para el próximo gobierno consolidar lo que es este servicio, cuáles van a ser las responsabilidades, cómo van a llevar a cabo la tarea y con qué calidad se realizará. Todos esos elementos están pendientes.

ED: Ante las innumerables multas que han devenido en ineficientes por la constante contaminación por parte de Petroperú, ¿cuál es su opinión respecto a estas medidas?

No hay duda de que el OEFA ha mejorado sus capacidades y funciones en este último periodo. Pero en 2014 se dieron normas que establecieron un periodo de tiempo en el cual algunas de las funciones de la entidad se restringían. Eso sin duda va a ser un tema a resolver, ya que ahora en 2017 se acabará dicho periodo.

Con respecto a Petroperú, la problemática no se explica sólo por el tema de la multa. La situación es mucho más compleja porque en estos casos la cuestión es estructural. Es decir, la actividad económica per se tiene problemas que no se podrán resolver imponiendo multas. Los cambios que tienen que producirse en Petroperú para que esto no vuelva a ocurrir implican obligaciones de inversión en la empresa estatal y cambios en las reglas respecto al modelo de negocio que se va a implementar. Cabe mencionar que estos temas no son competencia directa del Ministerio del Ambiente. Entonces, para resolver el problema se va a requerir una decisión política de bastante nivel que va a influir al Ministerio de Energías y Minas como al Poder Ejecutivo en su conjunto.

ED: ¿Qué conflictos sociales cree que la entrante gestión tendrá que enfrentar?

IL: Básicamente en los dos ámbitos siguientes: la gestión formal y los problemas ligados por la informalidad y legalidad. En el ámbito de la formalidad los grandes proyectos de inversión, en particular del sector minero, seguirán siendo muy complejos y de manera periódica escucharemos noticias sobre este ámbito de la actividad económica.

Pero también no hay que descuidar los conflictos que se van a venir por la informalidad y eventualmente por la ilegalidad. Hemos visto lo que ha sucedido en Madre de Dios, uno de los temas pendientes es sin duda la formalización de la minería. Este caso es muy evidente. Por más que hubo una política con objetivos, creo yo, correctos. Sin embargo, la evidencia muestra que el número de personas que han logrado desarrollar todo el proceso de formalización sigue siendo reducido.

ED: Finalmente, ¿es un problema de ineficacia de la política o hay alguna situación más de fondo por la cual no todos podrán formalizarse?

IL: Mi impresión es que es evidente que no se puede permitir el desarrollo de la actividad económica en áreas muy frágiles, por ejemplo, en los ríos amazónicos ni tampoco puede desarrollarse actividad en áreas naturales protegidas. La cuestión es, entonces, fuera de esos ámbitos: ¿hasta donde puede avanzar la minería? Entonces este es un tema en el cual se combina la debilidad general del Estado en esta zona, con el tema del aparato público especializado para resolver la informalidad. Esto está vinculado con problemas de la autorización del uso de las tierras, la baja productividad, la falta de conocimientos técnicos, el acceso a la tecnología, y el bajo nivel de educación formal de las personas que trabajan en esa actividad. Todo ello implica muchos recursos. Veremos cuánto es lo que se quiere invertir en el próximo gobierno. Así como ocurre en el caso Madre de Dios, pasa en  otros lados del país. Entonces hablamos de un tema de agenda bastante amplia.

No hay comentarios

Dejar respuesta