Ventanilla Única de Comercio Exterior – VUCE, ¿solución?

vuce

A propósito de la Resolución Ministerial No. 039-2013-MINCETUR/DM publicada el 21 de febrero de 2013, que anuncia la incorporación de nuevos procedimientos administrativos de las entidades participantes al sistema contenido en la VUCE, resulta interesante analizar el funcionamiento y la utilidad que este sistema tiene en la actualidad y en el día a día para el desarrollo de las actividades de comercio exterior.

Objetivo de su creación

Mediante Decreto Supremo Nº 165-2006-EF se creó la VUCE, con la finalidad de facilitar las operaciones de comercio exterior, asegurando que éste se mantenga en crecimiento, que los procesos relacionados se agrupen y que se realicen con transparencia, rapidez y predictibilidad. Ello definitivamente causó impacto en los costos operacionales tanto para los públicos como para los privados, ya que traería consigo el ahorro en tiempo y en dinero, pues los trámites y solicitudes se procesarían a través de un único portal, logrando que las distintas entidades estuvieran interconectadas. Con esta propuesta los administrados podrían obtener respuestas más fáciles y de manera eficiente. Es conveniente ahora revisar lo que ocurre en la realidad y verificar si los objetivos se están cumpliendo.

La VUCE hoy en día

En la VUCE se van recogiendo progresivamente los trámites que las entidades participantes[1] contemplan en sus Textos Únicos de Procedimientos Administrativos (TUPA). Esta herramienta aparentemente fabulosa, pues sólo necesita un usuario secundario de la clave SOL y una computadora con internet, al principio puede ser no tan fabulosa, pues muchos administrados padecen no sólo con adaptarse al nuevo sistema sino también porque algunas entidades tampoco saben bien cómo utilizar el sistema.

La capacitación del personal que estará a cargo de los nuevos trámites ante la VUCE es indispensable para prevenir demoras por temas tan simples como pocas celdas en el cuadro Excel, pocos caracteres dentro de las mismas celdas, entre otros.

El sistema ha ido mejorando en el tiempo, pero aún arrastra costumbres de la presentación de mesa de parte, es decir, le dan más importancia a los trámites presentados por mesa de parte que a los trámites virtuales[2]. Las entidades no se sienten interconectadas, pues piden documentos que sustenten trámites y que ya están dentro de la misma VUCE. Esperamos que estos problemas no se presenten cada vez que un nuevo procedimiento tenga que ser incorporado.

La VUCE es un sistema que trae beneficios tanto a las entidades públicas como privadas y su empeño por mejorarla debe ser transversal a todos los involucrado, pues las operaciones que están contenidas en este sistema son de suma importancia para el desarrollo del comercio. En el Perú puede ser una historia de éxito como ya lo es en otros países, pues se ha demostrado que la digitalización[3] de los trámites relacionados con el comercio exterior es un proceso necesario para aquellos países que buscan ser competitivos e insertarse de manera sostenida en el comercio internacional.

No basta la intención de que el sistema sea operativo y eficiente, se deben realizar esfuerzos conjuntos para que este sistema traiga los beneficios para los que fue concebido.

Conclusiones

  • La VUCE es un sistema que bien implementado trae grandes ventajas, como lo son el ahorro de tiempo y recursos.
  • El Perú tiene la capacidad técnica y normativa para continuar con el desarrollo de la VUCE y la incorporación de todos los procedimientos administrativos de las entidades involucradas en el portal.
  • Existe una necesidad de información y capacitación de quienes forman parte del sistema VUCE para que se logre finalmente la facilitación del comercio exterior.

[1] DIGEMID, DIGESA, ITP, MINAG, MTC, SENASA, SUNAT-IQPF hasta el momento.

[2] No es exageración cuando aquí indicamos que hay trámites que han tenido como tiempo de respuesta de la entidad 237 y 245 días y consultas que aún no tienen respuesta.

[3] Lima, 04 de marzo de 2013. http://www.sela.org/attach/258/EDOCS/SRed/2011/02/T023600004680-0- Ventanillas_Unicas_de_Comercio_Exterior_(VUCE)_en_ALC_-_Avances_y_retos_pendientes.pdf

Acerca del autor

María Eugenia Yabar

Soy abogada, socia encargada del Área Corporativa en el Estudio Olaechea, el cual tiene un merecido prestigio logrado gracias a nuestra constante renovación sin descuidar los principios que lo rigen desde su fundación en 1878. Me gradué en la PUCP y también tuve la oportunidad de inaugurar las prácticas de los cursos de Derechos Reales y Personas Jurídicas, además de haber sido Tercio Estudiantil en Letras. Mi práctica en el Estudio Olaechea está vinculada a inversionistas extranjeros lo que me ha permitido conocer muy de cerca sus preocupaciones no sólo legales y además de promover nuestro país. Colaboro con Enfoque desde su edición No. 3 siguiendo de cerca su continuo desarrollo.

Dejar un comentario

Sitio por biznetbox