fbpx
Inicio Derecho Laboral Los descansos sujetos a disposición del empleador en la jornada de conducción...

Los descansos sujetos a disposición del empleador en la jornada de conducción de los choferes de bus interprovinciales. A propósito del Proyecto de Ley 2773-2022-C

"Si bien estos son servicios prestados discontinuamente, consideramos que esta prestación se encuentra inmersa en el marco de una jornada continua, ya que el chofer interrumpe su prestación efectiva de trabajo, pero en ningún momento su disponibilidad de laborar".

0
1219

Por Juan Miguel de los Santos Esteves.

Abogado por la Pontifica Universidad Católica del Perú.

SUMARIO: 1. Introducción. 2. ¿El descanso intercalado de los choferes de bus interprovinciales forma parte de su jornada laboral? 3. Sobre la naturaleza del descanso intercalado realizado al interior del bus y del servicio prestado por los choferes de bus interprovinciales. 4. Conclusiones

  1. Introducción

Es habitual que en el ámbito jurídico laboral se presenten conflictos entre empleador y empleado, en los que, por un lado, el primero desee un aumento del tiempo de trabajo sin mayor costo y el segundo un aumento de su remuneración sin mayor incremento del tiempo de su jornada laboral. Sobre ello, hemos podido observar jurisprudencia relacionada a casos como estos, sobre pago de horas extra, beneficios sociales y reintegros de remuneración solicitadas por choferes de bus interprovinciales, en los que la Corte Suprema (en adelante, la “CS”), hasta el día de hoy, ha asumido la posición de rechazar dichas peticiones.

Así, lo que solicitan dichos trabajadores es considerar como horas efectivas de trabajo las horas de descanso intercaladas que realizaron al interior del bus; sin embargo, la CS ha asumido una posición denegatoria en cuanto al pago de horas extra considerando dicho tiempo de descanso, así como el de tomar en cuenta a este descanso como parte de su jornada laboral, a efectos de que sea remunerado.

Sobre el particular, a fines del año pasado se presentó en el Congreso de la República el «Proyecto de Ley 2773-2022-CR», Ley que Regula la Jornada Laboral en el Transporte Terrestre (en adelante, el” PL”) con la finalidad de regular la jornada de trabajo en el transporte terrestre tanto de pasajeros como de carga. Así, a través de este proyecto de ley se establecería la jornada y periodo máximo de conducción continuo, y se reconocería implícitamente al descanso intercalado realizado por estos choferes como parte de su jornada laboral.

A través del presente artículo determinaremos si dicho descanso realizado por los choferes de buses interprovinciales debería formar parte de su jornada laboral; y consecuencia de dicho análisis, esclareceremos la naturaleza del descanso intercalado realizado al interior del bus y del servicio prestado por los choferes de bus interprovinciales.

  1. ¿El descanso intercalado de los choferes de bus interprovinciales forma parte de su jornada laboral? 

La duración del trabajo se compone de dos aspectos: el descanso (aspecto pasivo) y la jornada de trabajo (aspecto activo)[1], siendo este último el tiempo durante el cual el trabajador se encuentra a disposición del empleador para la prestación de los servicios que este le exija. Sin embargo, este tiempo no puede ser ilimitado, dado que el trabajo va inevitablemente acompañado de un posterior cansancio y, por tanto, un necesario descanso, por lo que, mediante el artículo 23 de la Constitución del Perú, se establece una jornada máxima de trabajo, en tutela de la salud y seguridad de los trabajadores.

Así, para considerar la extensión del tiempo que compone la jornada laboral existen determinados criterios[2]: primero, el de solo considerar el tiempo de trabajo efectivo como parte de la jornada laboral; segundo, el de disponibilidad en sentido estricto (adoptado implícitamente por nuestra normativa) que considera además del tiempo de trabajo efectivo, el tiempo a disposición del trabajador hacia el empleador; y tercero: parecido al anterior, pero que también considera el tiempo que el trabajador se encuentra a disposición tanto dentro como fuera del centro de trabajo, así como también las actividades que realiza para iniciar su jornada laboral (por ejemplo, la duración del trayecto que realizamos para ir de nuestro hogar hacia el centro de trabajo).

Sin embargo, en nuestra normativa, existen determinados tipos de trabajadores no comprendidos en la extensión de la jornada máxima, como en el caso de los choferes de bus interprovinciales, cuya jornada máxima de conducción es de 5 horas continuas; luego de las cuales, y dependiendo de la duración del viaje, realizan el cambio de timón con su copiloto y gozan de un descanso mínimo de 1 hora[3], para después realizar nuevamente el cambio y continuar sus funciones tras el volante, sin que puedan superar una duración acumulada de conducción de 10 horas en un periodo de 24 horas.[4]

Entonces, ¿tal descanso debería formar parte de la jornada laboral de dichos choferes? En principio, el Reglamento Nacional de Administración de Transporte (en adelante, RENAT) considera solo el tiempo tras el volante como parte de sus jornadas laborales, a diferencia del PL[5], que en unísono del Convenio 67 de la OIT[6] – «Convenio sobre las horas de trabajo y el descanso (transporte por carretera)» (el cual forma parte de nuestro bloque de constitucionalidad dado que fue ratificado por el Perú en el año 1962) sí considera tal descanso como parte del tiempo de trabajo de los conductores.

Entonces, y como señalamos anteriormente, la jornada laboral es el periodo en el que el empleador dispone del tiempo del trabajador para que este cumpla con la prestación de sus servicios; por lo que el descanso, siendo el factor pasivo del tiempo de trabajo, es el periodo en el que es el trabajador quien dispone de su propio tiempo, o sea, del disfrute de tiempo libre luego de su jornada de trabajo, o si se quiere, jornada de conducción.

De este modo, si bien luego de conducir el chofer goza de un breve tiempo de descanso, este en realidad no sería un descanso propiamente dicho, dado que el trabajador no es libre de hacer con su tiempo lo que desee. Es decir, aunque este decida ver un capítulo de su serie favorita o leer una revista mientras se encuentra reposando en una litera al interior del bus, aún se encuentra inmerso en la esfera de control del empleador, siendo este quien mantiene la facultad de disponer de su tiempo, pero decide no aprovechar a un empleado apto para trabajar:

“(…) como el comportamiento presto del trabajador de llevar a cabo su labor sin aprovechar su actividad en beneficio propio, aunque el empleador no ejerza su potestad de aprovecharlo (disposición subjetiva) siendo cuenta y riesgo del empleador no hacer laborar a su empleado (…)”[7]

Por tanto, aunque el chofer no se encuentre recibiendo órdenes por parte del empleador, está obligado de permanecer físicamente al interior del bus y llevar a cabo este descanso necesariamente en este lugar, con la posibilidad latente de recibir algún mandato por parte de su jefe.

Entonces, siendo que el trabajador se encuentra a disposición del empleador mientras descansa, y como ya mencionamos, dado que la extensión del tiempo de la jornada laboral se compone del tiempo a disposición del trabajador, podemos afirmar que el tiempo de descanso intercalado al interior del bus sí forma parte de su jornada de trabajo.

Entonces, ahora cabe preguntarnos: ¿si el descanso intercalado realizado al interior del bus forma parte de la jornada laboral, pero el chofer no se encuentra descansando ni realizando trabajo efectivo, entonces cuál es la naturaleza jurídica de este lapso de tiempo? Asimismo, ¿si este lapso de tiempo forma parte de la jornada laboral, los servicios prestados por los choferes serían permanentes o discontinuos? 

  1. Sobre la naturaleza del descanso intercalado realizado al interior del bus y del servicio prestado por los choferes de bus interprovinciales.

A diferencia de la opinión de parte de la doctrina[8], consideramos que no debe confundirse inactividad con indisponibilidad. Efectivamente, el chofer goza de un descanso en sentido estricto, pero que se da recién una vez concluida su jornada laboral; por otro lado, el descanso intercalado que se da durante su jornada laboral, luego de conducir por muchas horas, es en realidad un necesario reposo de la prestación de su trabajo activo.

Por tanto, este descanso no constituye un lapso de indisponibilidad, sino uno de inactividad en su jornada laboral, en el que el chofer necesita dejar de conducir para evitar accidentes de carretera, al ser esta una actividad de alto riesgo que demanda de este un alto grado de concentración y esfuerzo constante.

Entonces, al configurar este descanso intercalado un importante lapso de inactividad que se da durante la jornada laboral de los choferes de bus interprovinciales, podemos determinar que la naturaleza de los servicios de esta clase de choferes es intermitente, dado que presta servicios de manera discontinua.

Aunado a lo anterior, si bien estos son servicios prestados discontinuamente, consideramos que esta prestación se encuentra inmersa en el marco de una jornada continua, ya que el chofer interrumpe su prestación efectiva de trabajo, pero en ningún momento su disponibilidad de laborar, pues recordemos que el chofer se mantiene dispuesto aunque repose, y podría realizar labores simples, o complementarias a su servicio que le demanden un menor esfuerzo a comparación  de su labor de conducción (como la de mantener la limpieza del espacio de descanso).

Así pues, considerar que se encuentra inmerso en una jornada discontinua por prestar servicios de naturaleza intermitente, sería tomar a estos lapsos de inactividad como descansos en los que el trabajador disfruta de tiempo libre y, como señalamos anteriormente, el aspecto pasivo del tiempo del trabajo se compone del tiempo de descanso, no el de inactividad: «El descanso no solo es bueno, sino necesario para la recuperación de la energía empleada en el esfuerzo (…) Permanecer en inactividad, no es descanso; el ser humano es dinámico (…)».[9]

Por lo tanto, los servicios prestados por esta clase de choferes son de naturaleza intermitente en el marco de una jornada continua, al ser sus descansos intercalados lapsos de inactividad laboral:

«Ahora bien, consideramos que aquellos tiempos de inactividad en los que el trabajador se encuentra a disposición de su empleador no califican como tiempo de descanso, al ser tiempo sobre el cual el  trabajador  no  tiene  libertad  de  disposición.  Por tanto, al no ser tiempo de descanso sino de trabajo, dicho tiempo debe ser remunerado aunque no como trabajo  en  sobretiempo  al  no  estar  sujeto  el  trabajador a jornada máxima».[10]

Así, y dado que nadie está obligado a prestar trabajo sin retribución, conforme al artículo 23 de la Constitución del Perú, el tiempo de descanso intercalado al interior del bus debería ser remunerado; sin embargo, al ser este un servicio de naturaleza intermitente, se encuentra excluido de la jornada máxima de trabajo, y con ello, del derecho del pago de horas extra. No obstante, al ser horas de trabajo las cuales no han sido remuneradas, consideramos que correspondería el reintegro de las mismas a favor del chofer.

Ahora bien, aunque el PL establecería ciertas medidas controvertidas, como el de considerar la jornada máxima de 8 horas diarias y 48 horas semanales con el fin de utilizarlo como parámetro para el cálculo de sus horas extras, puede destacarse otras medidas en unísono del Convenio 67 de la OIT, como el de considerar el tiempo de circulación del vehículo como parte de la jornada laboral del chofer, en el que este se mantiene necesariamente a disposición de su empleador.

Entonces, si bien esta medida podría traer consecuencias en el sector formal del transporte terrestre, como elevación del costo de pasajes, considero que ello no excusa que horas de trabajo no sean consideradas como parte de la jornada trabajo de esta clase de choferes y, por tanto, no les sean remuneradas.

Así pues, este PL nos permite advertir que a la fecha se están vulnerando derechos fundamentales de estos trabajadores, permitiendo la prestación de sus servicios sin retribución alguna, y además recordar que existe un convenio de la OIT ratificado hace más de 60 años que se está inaplicando, a pesar de formar parte de la nuestra normativa[11].

4. Conclusiones

  • El descanso intercalado realizado al interior del bus por los choferes de bus interprovinciales constituye un lapso de inactividad el cual forma parte de su jornada laboral por encontrarse a disposición del empleador.
  • Los servicios prestados por los choferes interprovinciales, que descansan de manera intercalada durante su jornada laboral, son de naturaleza intermitente en el marco de una jornada laboral continua.
  • El tiempo dedicado al descanso intercalado realizado al interior del bus debe ser remunerado, conforme al artículo 23 de la Constitución y al artículo 4 del Convenio 67 de la OIT.

Referencias Bibliográficas:

[1] Montenegro Baca, José. Jornada de trabajo y descansos renumerados. Trujillo: 1953. T I, citado por Mario Pasco Cosmopolis, op.cit.p. 413

[2] Ibid., p. 417

[3] DS 017-2009-MTC. Reglamento Nacional de Administración de Transporte. Artículo 30.- Jornadas máximas de conducción (…) 30.5 En el servicio de transporte regular de personas, de ámbito nacional y regional, cuando el tiempo de viaje sea menor a cinco (5) horas, el tiempo de descanso entre cada jornada de conducción será no menor de una (1) hora. (…). En caso que el tiempo de viaje sea menor de dos (2) horas, el tiempo de descanso entre cada jornada de conducción será no menor de treinta (30) minutos.

[4] DS 017-2009-MTC. Reglamento Nacional de Administración de Transporte. Artículo 30.- Jornadas máximas de conducción (…) 30.2 La duración acumulada de jornadas de conducción no deberá exceder de diez (10) horas en un período de veinte y cuatro (24) horas

[5] Proyecto de Ley 2773-2022-CR. Ley que Regula la Jornada Laboral en el Transporte Terrestre. Artículo 4.- Jornada de trabajo (…) 4.2. Son parte de la jornada de trabajo el periodo de circulación del vehículo, los trabajos auxiliares, el trayecto desde el ingreso al centro de trabajo hasta el vehículo y desde la entrega del vehículo hasta la salida del centro de trabajo.

[6] Convenio 67 de la OIT –«Convenio sobre las horas de trabajo y el descanso (transporte por carretera)». Artículo 4.- A los efectos del presente Convenio: (a) la expresión horas de trabajo (…)  comprende: (…)  (iv) los descansos intercalados y las interrupciones del trabajo cuando no excedan de la duración que determine la autoridad competente;

[7] Castillo Guzmán, Jorge; Demartini Rivera, Fiorella. Jornada y horario de trabajo. Lima: ECB Ediciones S.A.C., 2015.

[8] García Manrique, Álvaro. Jornada de trabajo, horario y sobretiempo. Lima: Gaceta Jurídica S.A., 2019, p. 10: «Un trabajador que se encuentra a disposición del empleador no se encuentra inactivo, pues se encuentra ocupado en estar alerta a la siguiente instrucción y orden (…).»

[9]   Briceño Ruiz, Alberto. Derecho Individual del Trabajo. México: HARLA S.A.., 1985, p. 196

[10] Mejía Madrid, Renato. La regulación del tiempo de trabajo. En: Revista IUS ET VERITAS No 45. Lima, 2012, p. 316.

[11] Constitución Política del Perú. Artículo 55.- Los tratados celebrados por el Estado y en vigor forman parte del derecho nacional.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here