fbpx
Hace algunas semanas se llevó acabo en la Universidad Católica un debate entre los profesores Martín Mejorada y Fernando del Mastro sobre los denominados “controles sorpresa”, un método por el cual, sin previo aviso el profesor puede decidir a discreción tomar o no una evaluación sobre determinadas lecturas asignadas. Uno a uno se fueron dando los argumentos tanto a favor como en contra de dicho sistema de evaluación, con muy enriquecedores argumentos de ambos lados. Es verdad que en materia educativa existen largos y longevos debates en torno a cual es el mejor modelo educativo a seguir. Mientras, por ejemplo, el profesor del Mastro argumentaba que los controles sorpresa lo único que generan es ansiedad en los alumnos, y por tanto, disminuyen su motivación y capacidad para retener contenidos, el profesor Mejorada mencionaba que los controles sorpresa son una forma de evaluación continua que permite crear un estándar igual para todos los alumnos y no solo beneficiar del aprendizaje a aquellos que estén “más interesados en la clase”. Ambas posturas son, sin duda, válidas y muy ricas para el debate.
Nuestra Carta Magna nos dice que la educación es un derecho fundamental, pero nuestra magna realidad priva a miles de niños de ella. Impedidos en razón de un sinnúmero de barreras; instaladas en la infraestructura de la ciudad, en mentalidades arcaicas y obtusas. Quiénes mejor que determinados colectivos sistemáticamente segregados para conocerlas. Lo traigo a colación porque el pasado 16 de octubre se celebró el Día Nacional de las Personas con Discapacidad (PCD), día para reflexionar y generar una mayor concientización sobre los derechos que asisten a este colectivo y las barreras que impiden su total integración. Barreras, que tratándose de niños se hace aun más acuciante de derribar.
Por Camila Freire, estudiante de la Facultad de Psicología de la PUCP y analista de la Unidad de Políticas Públicas de PsychoLAWgy.  1955. Accedes participar de un estudio sobre percepción. Ingresas a la sala y encuentras otras siete personas sentadas,...
El proyecto de Ley de Unión Civil ha sido archivado, sin embargo, estamos seguros que no estamos lejos de que vuelva a discutirse en el Congreso. Nos ha causado interés la polarización en la discusión, en la cual aparentemente si recoges algunos alcances positivos de un sector, serás cuestionado por el mismo (dado que no compartes todo) y por el otro (dado que estás parcialmente de acuerdo con el sector opuesto).
Yo fui parte de la generación que ayudó a generar la segunda etapa de Themis, recuerdo que saliendo de la biblioteca, conversando con un grupo de compañeros en ese momento, tomamos la decisión de volver a iniciar Themis y fui parte de todo ese grupo humano fascinante que tuvo la propuesta. Imaginamos un Perú diferente en el que los estudiantes de derecho hacían investigaciones, análisis, reflexiones; podíamos crear ese Perú distinto y esa profesión diferente.
La semana pasada muchos de nosotros fuimos testigos en nuestras redes sociales de lo que ha sido denominado como un “nerdgasmo”. Ante el anunció de Marvel Studios de su próxima serie de películas, fue cuestión de minutos para que diferentes espacios se llenen de imágenes, vídeos, especulaciones y estados exaltados por la noticia. Y es que, tanto para los fans como para aquellos más distanciados de esta “cultura friki”, el mensaje no es para menos. En el evento realizado en Los Ángeles, la multimillonaria franquicia anunció la culminación de un monumental megaproyecto que comenzó en el lejano 2008 y que terminará con la denominada “Fase III”, que consiste en una gama de producciones para la pantalla grande hasta el año 2016. Justamente, entre los títulos anunciados en esta lista de películas, una en particular acaparó nuestra atención: “Captain America: Civil War".
No, no es una pregunta ociosa. Sé muy bien que lo parece, incluso acepto que parece tener un tufillo de tema denso y complicado pues al parecer implicaría poner sobre la mesa varias de las temáticas clásicas de la...
En noviembre del año pasado, publiqué en Enfoque un artículo en el que describí la importancia que tienen los moots en la enseñanza del derecho y en el desarrollo profesional de los alumnos. Lo leí hace algunos días y ahora, luego de mi última participación en un moot, me di cuenta de que el artículo que escribí no está equivocado pero sí incompleto.
Desde los tiempos en que Edmund Burke en el siglo XVIII la bautizara como el ‘Cuarto poder’, la influencia de la prensa ha aumentado de manera geométrica y es perfectamente sostenible que se la considere como un poder del...

SECCIÓN BLOGGERS

SÍGUENOS

52,608FansMe gusta
14,990SeguidoresSeguir
88SeguidoresSeguir
10,446SeguidoresSeguir
12,102SuscriptoresSuscribirte