Por Cecilia Calderón y Milagros Villavicencio, abogadas por la PUCP con especializaciones de postgrado en temas de Derecho Laboral a nivel nacional e internacional.

Como parte de nuestra vida, sea por necesidad, elección u ambas (en mayor o menor proporción) nos introducimos dentro del ámbito laboral y sus implicancias que abarcan desde el ingreso (“acceso al empleo”) hasta la salida del mismo. Pero, ¿la obligaciones y derechos se generan a partir del inicio de la relación laboral? o, quizás, ¿éstas se extienden a la etapa previa de contratación?, pues, sí. Existen derechos inherentes a la persona como “postulante/candidato” dentro de un proceso de selección de personal.

El presente artículo se encuentra dirigido a todos aquellos que inician su vida laboral, para quienes se están cambiando de trabajo y, también, los que hemos enfrentado (o enfrentaremos) entrevistas de trabajo en las cuales nos podemos encontrar frente a preguntas incomodas o situaciones desagradables en las que se pueden vulnerar nuestros derechos.

Las entrevistas de trabajo son realizadas directamente por las áreas de Recursos Humanos de las empresas, indirectamente a través de empresas reclutadoras (“Head hunter”) que en base a la información y requisitos proporcionados buscan los perfiles indicados, o, en un mix de ambos reclutamientos: contacto por una tercera empresa y posteriormente, entrevista con el empresario interesado.

¿Qué te pueden preguntar en una entrevista de trabajo?

Principalmente, la información de tu Currículo Vitae (CV), es importante que éste cuente con información veraz y que se relacione contigo como candidato para un puesto determinado.

Por ello, como parte práctica, hemos preparado junto a Rocío Bowden, psicóloga y especialista en reclutamiento de personal (“Head hunter”), consejos a tener en cuenta al postular a un puesto de trabajo:

  • Preparar un CV visible y atractivo. El formato dependerá del puesto al que postule; una posición de marketing exigirá un modelo moderno y audaz, mientras que una posición de oficina tal vez requiera algo más tradicional.
  • Ser conciso, el CV es una síntesis curricular. Los reclutadores tienen un tiempo reducido para leer y muchos CV’s que filtrar. Mientras más resumido sea el CV, más probabilidad existe que lo lean completo y que no lo descarten.
  • Es importante fijarse en la redacción y la ortografía.
  • Usar “keywords” ya que cuando un Headhunter o un reclutador interno de las empresas hace búsquedas de perfiles para ciertas posiciones utiliza palabras claves.
  • No es necesario poner la fecha de nacimiento. Si el puesto de trabajo requiere un rango de edad por temas logísticos y debidamente fundamentados, esto será indicado en el anuncio o el reclutador te lo hará saber en la entrevista.
  • No colocar el estado civil, este es un dato no relevante para la contratación.
  • No es necesario insertar una foto; el aspecto no es un tema relevante ni objetivo para la contratación. Es evidente que en caso de actividades donde se necesite la foto por temas objetivos, será válido (a manera de ejemplo: modelos, actores, entre otros relacionados con que razonablemente deben tener un aspecto requerido.) Ello es una excepción, mas no la regla.
  • Poner los 4 últimos trabajos en orden cronológico iniciando por el más reciente (nueva tendencia en preferencia de los reclutadores), bajo el siguiente detalle: (i) nombre de puesto, (ii) las funciones y (iii) los logros obtenidos. En ciertos puestos, y donde exista la posibilidad, es recomendable señalar los logros de manera cuantificable. En esto casos el entrevistador se interesará en ellos y les preguntará más detalle sobre el tema. Por ejemplo, en el área de marketing es importante señalar los proyectos y el % de crecimiento en las ventas de los productos.
  • No exagerar o colocar información falsa. En la última etapa de reclutamiento se solicita el CV certificado a los postulantes, el cual debe incluir los documentos que acrediten la veracidad de la información.
  • Colocar personas de referencia de sus últimos 4 trabajos, basta con 1 por empresa. Es importante avisar a las referencias que se les llamará y no los sorprendan.

Durante la entrevista, se determinará si se continua con el proceso de selección en base al intercambio de opiniones, la información de tu CV y ciertos aspectos adicionales. Todas aquellas preguntas invasivas que carezcan de justificación y que tengan intromisión en tu estilo de vida pueden ser incomodas o, inclusive, ilegales por vulnerar tus derechos fundamentales (al trabajo en el aspecto de acceso al empleo, no discriminación, entre otros). Es evidente que hay una delgada línea entre una conversación inapropiada y una ilegal. Por eso los entrevistadores deben tener mucho cuidado con ello, así como, los postulantes deben conocer sus derechos, alternativas de respuesta y su posibilidad de denunciar dichas acciones.

¿Qué tipo de preguntas se encuentran dentro de la “zona peligrosa” entre lo incomodo e ilegal? Pues, aquellas relacionadas con temas personales, tales como:

  • La edad no es igual a la experiencia: ¿Cuál es tu edad?, ¿tienes la experiencia requerida para el puesto?, ¿no eres muy viejo para este trabajo?
  • Preguntas sobre estado civil y situación familiar: ¿estás casado/a?, ¿quieres tener hijos?, ¿usas algún método anticonceptivo?, ¿quién cuida a tus hijos?, ¿crees poder compatibilizar la maternidad con el trabajo?, ¿crees poder lidiar con tantos hombres en la oficina?
  • Creencias religiosas: ¿tienes alguna creencia religiosa?, ¿vas a la iglesia los domingos por la mañana?, ¿qué festividades religiosas celebras?
  • Ideología política: ¿por qué partido vas a votar?, ¿alguna vez ha salido en una marcha protestando?, ¿qué opina del gobierno?
  • Orientación y vida sexual: ¿cuál es tu orientación sexual?, ¿qué tan satisfactoria es su vida sexual?, ¿cuántas parejas ha tenido?
  • Origen, apariencia y situación económica: ¿cuál es su origen étnico?, ¿tiene algún tipo de tatuaje en su cuerpo?, ¿qué nivel socioeconómico posee?, ¿cómo se ha mantenido económicamente durante este tiempo sin tener un empleo?
  • Estado de salud: ¿tiene alguna enfermedad grave?, ¿tiene VIH/SIDA?, ¿está bajo algún tratamiento psicológico o psiquiátrico?, ¿discapacidad o minusvalía?

En todo caso, siempre será relevante la pregunta y su contenido, asimismo, si existe alguna razón objetiva para la misma. Pero, como comentamos, cualquier requisito relevante para el puesto de trabajo debe ser razonable e informado oportunamente al postulante.

Pero, ¿qué podemos hacer frente a estas situaciones?, lo esencial es que, si te encuentras frente a este tipo de preguntas que no guarden relación con el tema profesional, puedes (i) preguntar qué relación guarda con el trabajo ofrecido, (ii) retirarte e indicarle la razón al entrevistado, o (ii) hacer la denuncia ante la Autoridad de Trabajo.

Entendemos la necesidad de buscar trabajo y que existe un matiz de preguntas (evidentemente, algunas se contestan por sí solas, recordemos que “lo que se ve no se pregunta”). Puedes optar por contestarla y recomendamos que al hacerlo la respuesta la utilices a tu favor para recalcar tus aptitudes.

Conjuntamente con Rocío Bowden, les ofrecemos los siguientes tips para sobrellevar una entrevista de trabajo y obtener resultados positivos. La entrevista personal será un reflejo de tu experiencia y personalidad; por eso ten en cuenta:

  • El primer filtro es la llamada de coordinación de la entrevista: muchos candidatos creen que el proceso de selección inicia en la entrevista, pero, realmente el primer filtro se aplica en la entrevista por teléfono, influye mucho el tono de voz, cómo contesta el candidato, y saber a qué empresas estamos postulando.
  • Ser puntual: estar 5 minutos antes puede hacer el cambio, prográmate para salir antes de casa y llegar con tiempo.
  • La vestimenta dependerá del puesto al que postules, para todos no es necesario traje o corbata: en general, se busca que estén correctamente vestidos sin exagerar, aseados (peinados y afeitados para el caso de los hombres) y no utilizar perfumes.
  • Repasa tu CV (experiencia y formación): conoce tus fortalezas y áreas de mejora.
  • Averigua todo sobre la empresa que postulas: historia, cultura de la empresa, etc.
  • Se amable, sonríe y mantén contacto visual sin intimidar. No hables demasiado, se conciso sin llegar a hablar poco (cuida tu lenguaje corporal y físico).
  • Nunca hables mal de tus ex empleadores, nadie va a querer contratar a un futuro colaborador que también pueda hablar mal de la tuya.
  • Haz preguntas convenientes: posibilidad de promoción del talento y nunca abordes en una primera entrevista temas del salario.

A tener en cuenta qué:

Las entrevistas son importantes no solo porque puedes obtener el puesto de trabajo, sino porque sirven de referencia para futuros reclutamientos, Rocío nos da sus comentarios al respecto:

“Cuando los candidatos postulan por bolsas de trabajo y vemos que es un perfil que por el momento no necesitamos, pero que si existe en la empresa y es un cv atrayente o han tenido una buena entrevista, pero no han sido elegidos, lo guardamos en la base de datos para futuros requerimientos, lo mismo pasa cuando son CVs en físico. Si es un perfil igual de bueno pero que no es del perfil que tiene la empresa, podemos pasarlos a otros colegas que buscan postulantes con esas características. En cambio, si se entrevistó y realmente la entrevista no fue buena lo desechamos., lo mismo aplica con una mala impresión en el filtro telefónico”- Rocío Bowden


Fuente de la imagen: Libre mercado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí