Por: Jennifer Patricia Saavedra, alumna de Derecho de la PUCP y miembro del consejo editorial de Enfoque Derecho.

“Estimados pasajeros, en unos instantes aterrizaremos en el aeropuerto internacional Jorge Chavez, Lima – Perú. Les pediríamos que se abrochen los cinturones, coloquen en posición vertical sus asientos, y siga nuestras instrucciones. Muchas gracias por elegir viajar con nosotros”. Estas son las primeras palabras que indican que se está en suelo peruano, y que dan la bienvenida a los turistas.

El Perú es uno de los destinos turísticos que mayor preferencia posee, ya sea gracias a su cultura, a su comida, y a su gente. Pero también acoge a aquellos que parten (y hasta huyen) de su tierra natal en busca de mejores oportunidades. Entre ellos, miles de venezolanos que por la crisis política, la escasez de alimentos y la inestabilidad económica se ven forzados a olvidar a la “Tierra de Gracia”, gracia, encanto y prosperidad que antes prodigaba.

Ante esta ola migratoria, el Estado peruano emitió el Decreto Supremo N° 023 – 2017 – IN, que permite que los venezolanos accedan a un permiso temporal de permanencia en el Perú (PTP), el cual acredita la situación migratoria regular en el país de los ciudadanos venezolanos por el plazo de un año. Asimismo, se les permite desarrollar actividades en el marco de legislación peruana. Es indiscutible la actitud bondadosa que ha demostrado el Perú ante la situación que están afrontando los compatriotas de Maduro. Sin embargo, el tema está generando controversia, y es que las opiniones se encuentran divididas en cuanto cuál sería la incidencia de los venezolanos en el mercado laboral peruano.

Para algunos, como Carlos Adrianzén[1], el impacto económico va a ser positivo, ya que hay venezolanos que vienen a trabajar pese a que no llegan en el mejor momento de la economía peruana. Pero hay que tener en cuenta que traen  recursos, de tal manera que no habría que juzgar su ingreso al país. Además, lo que nos debe interesar es el ingreso de mano de obra calificada venezolana. No se debe ser mezquino, refirió el experto.

Por otro lado, el internacionalista Miguel Ángel Rodríguez Mackay[2] menciona que los venezolanos desempleados copan espacios de peruanos sin trabajo y es en este momento en el que se medirá la capacidad de compartir la acción laboral. Asimismo, se dice que, en su mayoría, de venezolanos optan por el comercio ambulatorio, y no se desempeñan bajo la dinámica formal. No son sujetos contribuyentes de impuestos, y lo que llama más la atención es que venden sus productos a un costo elevado. Desde luego, las ganancias que los venezolanos obtienen en el Perú son exorbitantes a comparación de lo que alcanzarían a poseer en Venezuela.

Sin embargo, considero que si bien es importante apoyar a quienes más necesitan, que esto no se dé perjudicando a los nuestros. No vistas a un santo desvistiendo a otro es una de las tantas frases que escuché desde niña. Y es que el Estado peruano está protegiendo a nuestros hermanos venezolanos, les está brindando una serie de facilidades, pero no está tomando en cuenta las consecuencias que esto puede generar.

Aunque suene un poco alarmista y exagerado, si el Estado no pone en acción su rol activo y preventivo se podría dar paso a una serie de enfrentamientos entre peruanos y venezolanos. No muy lejos de lo que describo, se encuentra  la molestia y el reclamo de los ambulantes peruanos, que ante la presencia de venezolanos se están viendo amenazados en sus ventas.

No hay una regulación de precios de productos ambulatorios. Se hace necesaria una discusión sobre la política migratoria y sus consecuencias; por otro lado, urge que se establezca una serie de obligaciones tributarias que los venezolanos deban cumplir una vez que se encuentren estables en nuestro país. El panorama nos dice que todos parecen ser bienvenidos, pero creo que sin políticas claras y sin estudios internos que identifiquen los beneficios que se puede obtener de este fenómeno migratorio, toda ayuda podría devenir en un impacto incierto para nuestro país.

[1] ADRIANZÉN, Carlos (2017) Una ola migratoria venezolana en Perú, ¿qué implica esto? 2017. Lima. Consulta 28 de enero 2018.

https://www.camaralima.org.pe/repositorioaps/0/0/par/r789_2/informeeconomico%20789.pdf

[2] RODRÍGUEZ, Miguel Ángel (2017) Una ola migratoria venezolana en Perú, ¿qué implica esto? 2017. Lima. Consulta 28 de enero 2018.

https://www.camaralima.org.pe/repositorioaps/0/0/par/r789_2/informeeconomico%20789.pdf

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí